Podium Latinoamérica

Prada vuelve a sorprender con su pragmatismo en su reciente colección masculina

por podium

Como una de las citas ineludibles de cualquier Semana de la Moda de Milán, este domingo 15 de enero la casa italiana Prada presentaba su última propuesta de moda masculina para la próxima temporada Otoño/Invierno de 2023. Una colección que nuevamente ha sido concebida a cuatro manos por Miuccia Prada y Raf Simons, actualmente codirectores creativos de la prestigiosa firma milanesa, destacándose como una propuesta mucho más contenida y práctica —léase como comercial— que a lo que nos venían teniendo acostumbrados el dúo de diseñadores.

Sin hacer desmerecer un ápice a la buena calidad y la máxima excelencia a la que, en términos de materialidad y confección, siempre son asimilables todas y cada una de las propuestas de Prada, en lo que puede entenderse como una respuesta a la complejidad y a las incertidumbres de los actuales tiempos modernos, la casa italiana ha terminando dando paso a una colección desprovista de todo ornamento y en la que se fía todo su riqueza al propio valor de las mismas prendas. Un discurso no carente de riesgos que aproxima en exceso la propuesta de la casa italiana a la fina, pero determinante, frontera que separa la producción de moda de la creación de moda y de la generación de tendencias, en una apuesta de la que la casa italiana logra a pesar de todo salir airosa, gracias a los decisivos, y también más que sutiles, contrapuntos con los que logra brillantemente librar las piezas de su colección del pragmatismo más desganado. Y es que como suele defenderse, la excelencia está contenida en los detalles.

“Como diseñadores, somos muy conscientes de lo que ocurre, de los problemas, las dificultades”, explicaba la propia Miuccia Prada en declaraciones recogidas por la agencia de prensa AFP. “El mundo está en un momento muy complicado”, y “nosotros reaccionamos” a esa realidad, añade la diseñadora italiana, defensora de la postura de haber redirigido a la casa al objetivo de “crear una moda con sentido”, para lo que en esta ocasión, y de mano a mano con Raf Simons, “hemos trabajado con honestidad para crear ropa útil para la gente”.

Entre chaquetas voluminosas y vestidos

Sobre estos pilares bien asentados en esa contención y en ese pragmatismo, como respuesta la firma italiana terminaba mostrando una colección desnuda de cualquier excentricidad y de líneas muy depuradas y limpias, cuyo fondo guardaba una gran similitud con la presentada en el marco de esta misma Semana de la Moda de Milán por la también firma italiana Gucci. Casa que presentaba una colección masculina en la que las camisetas básicas pasaban a ocupar una posición preeminente, en un lugar similar al que también han ocupado dentro de esta propuesta masculina de Prada.

Al igual que en la colección de Gucci, la presencia de esta prenda básica servía para dar oxígeno y “aire” a esa sucesión de prendas de creatividad más subrayada, contribuyendo así a mantener el conjunto de la colección en esta sensación de etéreo minimalismo del que se ha terminado mostrando como garante. Encontrando ya como contrapunto a esa contención, igualmente destacada con la sucesión de distintas combinaciones de trajes y pantalones tipos sastre, unas llamativas camisas con coloridos cuellos en forma de pico, distintos conjuntos monocromáticos, una amplia selección de chaquetas voluminosas tipo bomber, o distintos modelos de camisolas-vestidos. Unas piezas que se han destacado como las más atrevidas de toda esta colección, y con las que desde Prada parecen tratar de venir a instaurar nuevamente el vestido dentro del armario masculino, en una vertiente marcadamente masculinizada.

De este modo, y en el marco de esta colección, “los principios de la modernidad” y sus tendencias hacia “la reducción y la simplicidad”, aquí “se combinan con aparentes contradicciones” en las que se enfrentan “comodidad, exageración e intimidad”; entran a explicar desde Prada a través de un comunicado. Unos “paradigmas de la moda” que entran a dialogar aquí con los propios “paradigmas de Prada”, extraídos como “fragmentos literales e ideológicos de una herencia que heredan las nuevas prendas” de la firma italiana, en lo que se termina manifestando en una “sastrería minimalista” y en “motivos gráficos” en forma de “estampados y de tejido de punto”. “Los detalles ajenos son eliminados de las prendas”, destacan desde la casa italiana, en relación a unos diseños que “envuelven la forma” masculina “en un intercambio táctil” desde el que terminan abrazándose “contra un cuerpo desnudo”.

publicado originalmente por :

Fashion United

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto