Podium Latinoamérica

Louis Vuitton y su nueva propuesta que juega con los tamaños XL en pasarela

por podium

Lo mismo plantea un desfile distópico al puro estilo Dune que evoca la Roma clásica en colaboración con la firma de Fornasetti. Louis Vuitton ha hecho de los cambios abruptos entre temporada y temporada un sello de sus propuestas. El tiempo (y los saltos en el mismo) también han servido de hilo conductor a la casa francesa, al menos hasta ahora. Porque lejos de evocar una época o unir todas al puro estilo Orlando, esta vez Nicolas Ghesquière opta por el espacio para articular su primavera verano 2023. Un espacio que juega con la idea de las dimensiones: primero, a través de esa flor gigante que ha empleado a modo de escenario titánico. En el Cour Carré se ideó una instalación específicamente para la ocasión, resultado de la primera colaboración de la casa con el artista contemporáneo francés Philippe Parreno.

El concepto se traslada a la colección a través de detalles que desconciertan por su tamaño. No es tanto apostar por abrigos oversize, sino por los remates que los acompañan, especialmente las cremalleras XL con logo. De los enganches a los botones, aquí todo está sobredimensionado de forma intencionada. En los bolsos también se aprecia: las etiquetas de piel Vachetta con las que históricamente ha identificado Vuitton su equipaje se convierten en un bolso con identidad propia, en tamaño bolso de mano. Los clutches, con logo, adoptan unas proporciones mayúsculas. Incluso los cinturones se agrandan, hasta casi cubrir el vientre.

Ghesquière también incluye la idea de volumen, con bizarros vestidos que incorporan motivos tridimensionales en cuellos, bajos y a la altura de la cadera, en tonos en blanco y negro. En contraposición, los trajes con motivos trampantojo, que emulan hebillas XL son las formas de evocar ese espacio. “Siempre está ese juego de qué es real y qué está manipulado”, comentaba el diseñador al respecto de tejidos como el tweed, primero impreso y después bordado. Además del cuero, el encaje está omnipresente, en medias hechas en máquina de Raschel que se combinan con todos los looks (complementados con botines planos y otro calzado damero) y en vestidos que también se combinan con camisetas por debajo, a modo de superposiciones. La referencia para estas prendas siguen siendo los años 60, una fuente de inspiración a la que lleva recurriendo el diseñador francés desde hace varias temporadas.

Fue publicado originalmente por
Vogue España

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto