Podium Latinoamérica

Lo mejor de Alessandro Michele en Gucci: Maximalismo, romanticismo y nostalgia

por podium

Ya es oficial, Alessandro Michele sale de Gucci. En sus casi ocho años al frente de la casa de modas florentina, para la que Michele trabajó un total de 20 años, su nombre se convirtió en sinónimo de Gucci. Mientras que la moda puede ser intimidante, autocomplaciente y meticulosamente seria, Michele infundió a la industria el asombro, curiosidad y capricho que tanto necesitaba. Es un hijo de Gucci, que ha ido ascendiendo en la empresa, trabajando con los anteriores directores creativos Tom Ford y Frida Giannini, pero que ha tomado una ruta decididamente diferente con la marca cuando tomó el timón en 2015. Alessandro Michele fue «cada vez más curioso», conduciendo al equipo hasta el punto de la bohemia vintage, la excentricidad y el eclecticismo.

Revolución, nostalgia y atractivo para los famosos

El diseñador nacido en Roma inició una revolución, transformando a Gucci en un icono de estilo excéntrico y fluido en cuanto a género, tras una de mucha sensualidad y glamour que se desvanecía lentamente. Su estilo personal poco convencional, así como su pasión y amor por las antigüedades, se convirtieron en el estilo de la casa. En una época en la que la moda miraba hacia adelante, Michele se atrevió a hacer del pasado una parte integral de su visión y, al mismo tiempo, exploró el metaverso. La sensibilidad romántica y nostálgica de Michele resonó no sólo entre los conocedores de la industria y los fetichistas de la moda, sino también entre las celebridades: Jared Leto se convirtió en su discípulo más famoso, Harry Styles en un colaborador habitual, y Florence Welsh, Dakota Johnson y Lana Del Rey en algunas de sus musas más destacadas.

Antes de que el mundo de la moda se apresure a encontrar un posible sucesor de Michele, FashionUnited hace un repaso de los desfiles más memorables, extraños y controvertidos del diseñador.

Otoño/invierno 2015: Un debut sutilmente prometedor

Cinco días después de la prematura salida de Frida Giannini de Gucci, un todavía desconocido Alessandro Michele, diseñador jefe de accesorios de la marca florentina, se subió a la pasarela y se presentó por primera vez. Se rodeó de su equipo, que ayudó al diseñador, que por entonces aún no había asumido oficialmente su futuro cargo de director creativo, a conseguir lo casi imposible: una colección completamente nueva, una producción de pasarela y un casting en menos de una semana. Si comparamos la primera temporada del diseñador, tanto la colección masculina que lo inició todo como la femenina que le siguió sólo unas semanas después, con los exitosos desfiles por los que Michele es ahora conocido, parecen casi un poco comedidos en retrospectiva, pero su firma se hizo ya inconfundible incluso en esta primera etapa. La ingenuidad, el romanticismo, la sexualidad y el intelectualismo fueron los primeros leitmotiv del diseñador romano. La gasa, el crepé y el encaje, los lazos y las flores, los pliegues y las boinas, las grandes gafas y los pañuelos largos y finos, los mismos elementos que han hecho de estos motivos su firma en pocas temporadas, estuvieron presentes. Además, varias modelos se subieron a la pasarela con los mocasines Princetown envueltos en piel esa temporada, posiblemente uno de los diseños más famosos de Michele para Gucci.

Resort 2017: Un sueño gótico punk en la Abadía de Westminster

¿Un desfile de moda en el claustro de la emblemática Abadía de Westminster de Londres? Impensable para muchos monárquicos, un sueño gótico hecho realidad para Alessandro Michele. A pocas semanas de que Inglaterra emitiera su primera votación sobre su futuro europeo, Michele llevó su deslumbrante universo Gucci a los históricos salones de uno de los edificios más importantes de la iglesia anglicana. El resultado fue una colección llena de contrastes, y de opuestos deslumbrantemente bellos, reunidos únicamente por la visión de Michele: diferentes épocas y estilos, punk al más puro estilo de Vivienne Westwood, encaje victoriano, Union Jack, patrones de cuadros, estampados de animales salvajes y chic de mercadillo.

Otoño/Invierno 2018: Dr. Frankenstein, criaturas sin cabeza y un bebé dragón

En 2018, la colección Otoño/Invierno de Gucci parecía haber sido dirigida no por Alessandro Michele sino por el mismísimo Doctor Frankenstein. Un quirófano como telón de fondo, un corazón que latía lentamente como banda sonora y modelos que llevaban réplicas de sus cabezas bajo el brazo… y, de repente, había bebés dragones. La moda, que no era en absoluto discreta, pasó a un segundo plano entre tanto estímulo sobre el que reflexionar.

Primavera/Verano 2020: «La salud mental no es moda»

La moda ha abordado una y otra vez el tema de la psique humana, aunque causó cierto desconcierto que Alessandro Michele hiciera desfilar a 21 modelos con varias camisas de fuerza de Gucci. La colección que siguió, sin embargo, parecía más una liberación que una prisión creativa, ya que Michele presentó sus diseños más reveladores hasta la fecha, recordando tanto la libertad sexual de los años 70 como la era «Sex Sells» de Gucci bajo el mando de Tom Ford.

Otoño/Invierno 2020: Entre bastidores

En febrero de 2019, Michele permitió a los espectadores echar un vistazo entre bastidores y rápidamente convirtió la zona del backstage de su desfile en la atracción principal. En un escenario de 360 grados, las modelos se vistieron frente al público, presentando el look terminado en una actuación que recordaba a los maniquíes que habían cobrado vida. Al mismo tiempo, sin embargo, Michele también celebró el trabajo de su equipo, ilustrando el esfuerzo y la meticulosa atención a los detalles que se dedican a todos y cada uno de los desfiles.

Otoño/Invierno 2021: ¿Gucciaga o Balencigucci?

Las colaboraciones ya no son necesariamente rompedoras, pero cuando el logo de Balenciaga apareció de repente en la pasarela de Gucci, el mundo de la moda contuvo la respiración durante un segundo. Hay que tener en cuenta que tanto Balenciaga como Gucci forman parte del Grupo Kering, pero la colaboración de dos diseñadores del calibre de Alessandro Michele y Demna Gvasalia es única hasta el momento. Pero además de la espectacular puesta en escena con luces estroboscópicas y una banda sonora «Gucci-Gang», lo que impresionó en este caso fue sobre todo la moda. Además de la logomanía, la colección se basó principalmente en la sastrería. Ésta, a su vez, se encontró con brillos y elementos ecuestres, lo que puede considerarse tanto un homenaje a la cultura BDSM como a los primeros años de Gucci como fabricante de sillas de montar para la élite italiana. Michele también se inclinó ante su predecesor Tom Ford una vez más, enviando una réplica de un traje de terciopelo rojo de la era Ford por la pasarela.

Primavera/Verano 2022: Love Parade en Hollywood Boulevard

Primero llegó a los cines «House of Gucci» y poco después Alessandro Michele asaltó Hollywood Boulevard con su colección «Love Parade«, que se convirtió en el telón de fondo de su colección Primavera/Verano 2022. Los diseños, algunos de los cuales se presentaron sobre celebridades como Macaulay Culkin, Jodie Turner-Smith y el doble de Michele, Jared Leto, fueron una oda a la industria del cine, a las sirenas de la pantalla y a los muchos y variados personajes icónicos de la historia del cine.

Otoño/invierno 2022: una sorpresa deportiva

El traje fue el centro de la colección Otoño/Invierno, tanto para hombre como para mujer y en su versión más atlética. Para esta última, Alessandro Michele se apoyó en las probablemente más famosas tres rayas blancas del mundo del deporte y la moda: Adidas. Las marcas de la empresa de ropa deportiva de Herzogenaurach, no sólo las tres rayas que adornaban perneras de pantalones, gorras, corsés y chaquetas, sino también un logotipo del trébol combinado con un eslogan de Gucci, dieron a la glamurosa colección un toque inusualmente deportivo para Michele.

Primavera/Verano 2023: Ver doble

Y de repente, ¡el mundo de la moda veía doble! Twinsburg, la colección Primavera/Verano 2023 de Gucci, estaba dedicada al fenómeno de los gemelos, no sólo en la teoría, sino también en la práctica, ya que looks idénticos eran llevados por gemelos idénticos que caminaban por la pasarela de la mano. Con ello, Michele no solo abordó una experiencia personal, su madre y su tía son gemelas idénticas, sino que hizo una declaración política, en vísperas de las elecciones en Italia, pues la unidad es esencial no solo en el universo de Alessandro Michele. Es un final impresionante para el diseñador porque, aunque nadie lo sabía en ese momento, esta colección parece haber sido su última para Gucci.

La salida de Alessandro Michele de Gucci es el fin de una era, no sólo para la casa de moda florentina, cuyo futuro aún no está claro hasta la fecha, sino también para todo el mundo de la moda. En los últimos años, el diseñador ha sorprendido al mundo una y otra vez con su visión única, pero sobre todo con sus extraordinarios desfiles y presentaciones de moda, aunque lo que empezó como una revolución acabara pareciendo una fórmula —caprichosa y mágica, quizá—, pero fórmula al fin y al cabo.

Este artículo fue publicado originalmente en FashionUnited.DE, y posteriormente traducido al español y editado por Alicia Reyes Sarmiento.

 

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto