Podium Latinoamérica

Las tendencias de primavera-verano 2022, según la Alta Costura

por podium

Si eres alumna aplicada, ya conocerás las tendencias de primavera-verano 2022 y, probablemente, habrás estado atenta a los desfiles de Alta costura de Paris que han estado sucediendo estos días. Así que seguro que te imaginas el siguiente ejercicio: fusionar esos dos ámbitos para averiguar cuáles son las tendencias de primavera-verano 2022 según la Alta Costura.

Antes de que levantes alguna ceja al pensar que esas piezas de fantasía no tienen un traslado a la realidad, es justo y necesario recordar que incluso en desfiles tan sorprendentes como el que incluye  una princesa a caballo. Hay una serie de claves que pueden trasladarse al día a día y que pueden venir a reforzar la moda que el ready-to-wear ya había puesto sobre la mesa. Y esas son las siguientes.

EL TALLE O TIRO BAJO

Lo sentimos por las amantes del tiro alto y quienes siguen mirando con horror esa tendencia que viene directamente de los años 2000, pero colocar la cinturilla de las piezas a la altura de la cadera es un gesto que ha puesto de acuerdo a numerosos diseñadores (aunque eso no implique que tengas que llevarlo). Tanto, que incluso se ha colado entre las propuestas de Alta Costura, algo que, en realidad, lanza un mensaje alentador: puede enmarcarse dentro de la elegancia normativa y no solo en el contexto pop y ‘casual’.

Hay varios ejemplos que refrendan este concepto pero los más llamativos están en los pantalones de Valentino, tanto en su versión traje como en una versión festiva al acompañarse de sujetador y capa, y en los vestidos de Chanel, que centraron la atención en esa zona del cuerpo y dejaron el abdomen cubierto por gasas y tules semitransparentes.

LOS LOOKS EN BLANCO Y NEGRO

No significa que no haya habido buenas dosis de color, como ha sucedido, por ejemplo, en Valentino o Jean Paul Gaultier, pero sí es cierto que tanto el blanco como el negro, especialmente en looks monocolor, se han hecho con numerosas salidas de esta Semana de la Moda de Alta Costura parisina. El primer ejemplo vino, precisamente, del primer desfile de la temporada:  Schiaparelli.

La propuesta de la casa adalid del surrealismo estuvo teñida en estos dos colores para que las joyas en dorado destacasen sobre esos lienzos pulcros y puros. También pudo verse esa sobriedad y elegancia en Christian Dior, que exploró diferentes patrones y siluetas gracias a esa ausencia de color. Pero es que incluso llegó al amante de las mezclas cromáticas imposibles, Pierpaolo Piccioli, que ha utilizado tanto el blanco como el negro y el beis como hilo conductor de su colección «Anatomía de la Costura».

PEDRERÍA Y BRILLO EN LUGARES INESPERADOS

La Alta Costura parece el lugar más adecuado para dar rienda suelta a la suntuosidad en su máxima expresión, ya sea a través de tejidos, ya sea a través de aplicaciones. Vaya, que es un clásico ver lentejuelas, hilos metalizados y todo tipo de telas de acabado brillante en la pasarela. Lo que quizás resulta un poco más sorprendete es una apuesta como la que ha realizado Dior para esta primavera-verano 2022: aplicar pedrería y cuentas brillantes a piezas que, a priori, no suelen adornarse de este modo, como las medias y los calcetines.

Las medias fantasía no son una novedad absoluta, pero Maria Grazia Chiuri consiguió conferirles un aire reconfortante y lujoso gracias a un buen equilibrio de colores y tamaño de los adornos, algo que también sucedió en  los leggings que aparecían bajo trajes de chaqueta de falda. ¿Ponible en el día a día? Quizás no. ¿Fantasía con la que poder soñar y posible look de fiesta para este año? Sin duda.

LAS LÍNEAS DEPURADAS (SOBRE TODO PARA LOS VESTIDOS)

En algunos casos, se podría hablar de cierto minimalismo, cada vez más presente gracias al pujante lujo silencioso que ha ido vertebrando parte de la estética de 2022, oponiéndose al ubicuo Y2K. Pero, en general y se prefiere ser un poco más canónico en cuanto al término, hablemos de patrones limpios, de líneas depuradas y, a veces, afiladas, que cortan vestidos con pocos adornos y mucha intención.

Schiaparelli fue la primera propuesta en la que estos modelos hicieron acto de presencia, para luego dar el salto a Christian Dior, donde resultaban muy llamativos en contraposición a las medias brillantes y adornadas. En Chanel también hubo algún acercamiento a esta idea, sobre todo en trajes de chaqueta muy depurados, y en Valentino ha tomado forma de vestidos largos y más o menos ajustados al cuerpo.

LAS CHAQUETAS DE CINTURA (UN POCO) ENTALLADA

Si los blazers XL no son lo tuyo, quizás esta tendencia te convenza un poco más: tanto en Chanel como en Dior (además de en la propuesta de otoño – invierno 2022 de Mans), las chaquetas se han ajustado ligeramente a la cintura, recordando, en cierto modo, a esa silueta New Look que Christian Dior popularizó en 1947.

Como en aquel momento, la recuperación de esta forma clásica puede responder, en cierto modo, a una reacción a la informalidad del estilo de los 2000, a una búsqueda de cierto glamour que se opone a las líneas relajadas del homewear que ha imperado durante los últimos meses. A un deseo de volver a querer arreglarse en el sentido más estético (y favorable) del término.

 

Fue publicado originalmente por

FASHION UNITED

Related Posts

Deja un comentario

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto