Podium Latinoamérica

La semana de la moda masculina en París

por podium

La Semana de la Moda masculina de París tuvo lugar durante otra de las sonadas huelgas francesas. Esta vez las protestas se concentraron contra la propuesta del gobierno de elevar la edad de jubilación de los 62 años, una de las más jóvenes del mundo, a los 64 años. La industria de la moda, dirigida por jóvenes, es una de las muchas en las que los trabajadores de más edad luchan por ser contratados, pero algunos sectores, como la artesanía francesa que caracteriza su savoir-faire, se apoyan en una generación de artesanos de más edad para poder transmitir la técnica a los trabajadores más jóvenes.

Artesanía en estado puro

En ningún otro lugar la artesanía está tan arraigada en la esencia de una casa de lujo como en Hermès. Para otoño, las elegantes prendas de cuero dominan la colección, y fue un placer contemplarlas en la pasarela. El cuero de Hermès se fabrica a partir de las pieles más finas y se confecciona en los pantalones, blusones, chaquetas, bolsos y accesorios de piel de becerro más suaves. El sábado, en la boutique de la marca en el distrito 6, hordas de clientes se apoderaban de los artículos de lujo de la Maison, que nunca salen a la venta.

Saint Laurent

Una de las colecciones más fuertes de la semana vino de la mano de Saint Laurent, cuyo director artístico Anthony Vaccarello presentó una nueva silueta para la casa, larga, esbelta y andrógina, y menos rock and roll o el más predecible vestuario para la noche.

Desdibujando los límites entre la ropa tradicional de hombre y de mujer, Vaccarello adoptó una perspectiva vertical y alargó los abrigos, estrechando la sastrería con pantalones de corte recto pero ondulantes, algunos exagerados con prendas de punto hasta la pantorrilla que se llevaban por encima hasta por debajo de las rodillas. Una camisa de esmoquin se transformó en una blusa con lazo, uno de los pilares de la colección y que encaja igualmente bien en un armario fluido, donde las construcciones de género en la ropa ya no importan. En una colección predominantemente negra, el creativo inauguró un nuevo capítulo para la casa, que sin duda se filtrará a la calle en rápida sucesión.

Ludovic de Saint Sernin

Otro pionero de la moda masculina es Ludovic de Saint Sernin. Este francés ha situado la moda masculina sexy en una órbita progresivamente nueva, perfectamente alineada con el espíritu actual de ser uno mismo sin complejos, sea cual sea la forma de expresarlo.

El bodywear de De Saint Sernin es algo más que su habitual estética hunks-in-trunks, aunque también aparecieron en la pasarela, sino una visión segura de la belleza que denuncia los roles de género. Un chaleco transparente bordado sobre una minifalda brillante, visto en la pasarela tanto para él como para ella, es un buen ejemplo. ¿Quién decide los atributos de las prendas y les da un significado masculino o femenino?

Saint Sernin, que acaba de ser nombrado director creativo de Ann Demeulemeester, trasladará su estética a otra marca en la que la androginia ha estado siempre presente. Veamos si es capaz de aportar una nueva narrativa inspiradora al enfoque más gótico de la creativa a la que sucede.

Louis Vuitton

En Louis Vuitton, donde la línea masculina aún está tratando de encontrar al perfecto sucesor de Virgil Abloh, esta temporada ha contado con la colaboración del fundador de KidSuper, Colm Dillane, que ha mantenido la narrativa en primer plano. Mientras que Gucci ha optado por hacer borrón y cuenta nueva antes de anunciar un nuevo diseñador, Louis Vuitton ha tomado la dirección opuesta, con una gran narrativa y menos que decir.

LVMH desvelará esta semana sus ingresos para 2022 y es probable que Louis Vuitton se convierta en la primera marca de 20.000 millones de euros, según los analistas. Eso se traduce en un montón de bolsos y accesorios vendidos, por no hablar de la presión añadida sobre el nuevo CEO Pietro Beccari para mantener el impulso de crecimiento.

En cuanto a su ropa masculina, el enfoque clásico de la moda atemporal hace tiempo que quedó atrás en esta casa. Aquí, los jóvenes de hoy son los clientes de mañana, y los trucos de Vuitton se dirigen exclusivamente a ellos, donde la moda es ruidosa, ya sea por el eslogan, el estampado o los mensajes. Si se quita todo el ruido, lo que queda son piezas bien elaboradas, pero carentes de significado.

Wales Bonner

Para presentar su colección en la pasarela parisina, la diseñadora Grace Wales Bonner eligió la Place Vendôme, el elegante corazón de la capital francesa.

El desfile comenzó con un abrigo negro de sastrería con un elegante cierre lateral, yuxtapuesto a un cuello vuelto esculpido en blanco y un broche. La presentación, en la que se mezclaron prendas deportivas, sastrería y trajes de noche, tuvo la ligereza de una diseñadora segura de sí misma. Había sutiles referencias culturales en los looks, como Josephine Baker, el Art Déco y la nobleza de los maharajás, pero nunca se sintió artificiosa, sino que destilaba la elegancia poética de una época que aún resuena hoy en día.

El año pasado, Wales Bonner fue nombrada posible sucesora de Virgil Abloh en Louis Vuitton. La pregunta que todo el mundo se hace esta temporada es a quién nombrarán LVMH y Gucci.

Publicado originalmente por

Fashion  United 

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto