Podium Latinoamérica

La logomanía vuelve a nuestro armario en 2021

Bien como recurso de ostentación o como valor añadido a nuestros lookazos, la logomanía se mantiene fuerte en la industria de la moda después de más de tres décadas.

Si Donatella Versace, matriarca de la extravaganza mudada al espectro del vestir, dice que vamos a ser fieles al culto de la logomanía y del anagrama esta nueva temporada que comienza, no podemos hacer más que acatar su norma y llevarla a la práctica. Incluso si lo común en tiempos difíciles, como el actual, es girar radicalmente hacia la austeridad, el minimalismo, la discreción y la sutileza.

¿Y por qué sacamos a colación el nombre de la directora creativa de Versace? Porque esta casa de moda italiana fundada en 1978 por Gianni Versace, hermano mayor de Donatella, ha sido de las últimas en introducir el que podría ser el motivo gráfico que más vamos a ver durante los próximos meses: La Greca.

Con la cantante Dua Lipa como su embajadora de honor en su campaña más reciente, la firma introduce así un patrón tridimensional que ha cubierto prendas y accesorios y se ha coronado como el gran protagonista de su colección otoño / invierno 2021 – 2022. “Estoy segura de que se convertirá en un muy amado e icónico símbolo de la casa”, ha explicado la propia Donatella.

No obstante, no es Versace la única firma de lujo en echar leña al fuego de la logomanía. Efectivamente, la lista de nombres que han acudido a este baile de salón con ritmos kitsch es considerablemente extensa. Fijémonos, si no, en Gucci Aria, la colección de Alessandro Michele que vio la luz a mediados del pasado abril donde los códigos de la casa florentina se entremezclaron con los guiños a Balenciaga, capitaneada actualmente por Demna Gvasalia. O en el Fendi First, la primera it bag diseñada por Kim Jones en su debut para Fendi donde se distingue un cierre con forma de F. O en el anagrama de Balmain, que cubre total looks y accesorios en su colección otoño / invierno 2021 – 2022.

La enumeración no termina aquí, pero necesitaríamos emplear varias horas para ser capaces de concluirla, lo que demuestra lo que ahora es ya evidente: la logomanía vuelve a dominar la industria de la moda en 2021. ¿Cómo? ¿Por qué? ¿De qué manera? ¿Cuáles son sus límites? A continuación, la respuesta a todas estas preguntas.

Que la nostalgia -y más concretamente el regreso de la década de los 90- sea el ingrediente principal de la receta que da como resultado la temporada otoño / invierno 2021-2022 es, en sí mismo, un motivo que explica el regreso de la logomanía.

Sin embargo, no es el único. Y es que no podemos mencionar este comeback sin hacer referencia a un término en boga tras los estragos de la pandemia: el revenge shopping. ¿En castellano, por favor? Bien, el revenge shopping es un término inglés que hace referencia a una modalidad de consumo basada en lo que podríamos traducir como una “compra por venganza”. Es decir, celebrar el fin de un momento controvertido y enrevesado a golpe de tarjeta de crédito. No hace falta que mencionemos cuál es ese periodo complejo al que nos referimos en 2021, ¿verdad?

Este revenge shopping, motivado por un mayor optimismo por la esperanza depositada en la llegada de tiempos mejores, se traduce en una carrera de fondo por ir más allá en términos de estilo, de celebrar con nuestro armario una nueva era. De ahí que haya quienes quieran invertir en prendas y accesorios duraderos y selectos con los que darse una alegría y a los que mirar y acariciar si los tiempos vuelven a oscurecerse.

Esta búsqueda de productos selectos deriva inevitablemente en el que puede ser el motivo más evidente por el que la logomanía ha dilatado su esperanza de vida: el deseo de distinguirse de los demás. De presumir de caché, de un nivel socioeconómico elevado, de un gusto por la moda fuera de lo común. Este privilegio, con un fuerte componente social, ahora está justificado por la resurrección de esta tendencia, factor que apoya este aire de grandeza más allá de lo superficial y vacío.

Por último, también es necesario mencionar la reedición de los clásicos de las grandes firmas de lujo como otra oportunidad para celebrar sus logos. Al fin y al cabo, estos dibujos forman parte de la historia de las grandes casas de moda, quienes saben sobradamente que incluso los que no son seguidores ávidos de las tendencias pueden identificar y diferenciar a estas firmas gracias a sus motivos gráficos o artísticos.

Lo consideres una horterada de turno o una herramienta de distinción, el veredicto es evidente: la logomanía no tiene intención de desaparecer de nuestros looks diarios. Rendirse ante ella o resistir son dos alternativas entre las que ahora te tocará elegir a ti.

Fue publicada originalmente en

REVISTA GQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

DIRECTORA: JESSICA GARIBALDI

CORREO: jgaribaldi@podiumlatinoamerica.com.pe

Suscribirme

Ir arriba