Podium Latinoamérica

Jeremy Scott debutó con su colección para Moschino en la Semana de la Moda de Milán

por podium

 ¡Hablando de zambullirse de cabeza! Nadie abraza un tema como Jeremy Scott, un hecho que ha reforzado a lo largo de su carrera de ocho años en Moschino, pero esta temporada realmente lo hizo. “Todo el mundo habla de la inflación”, dijo entre bastidores. “Está subiendo el costo de todo: vivienda, comida, vida. Así que tomé la inflación en la colección”. Tampoco estaba hablando de dobladillos en aumento o volúmenes de gran tamaño. Lo dijo literalmente, como aprendimos del look 1, un pequeño vestido negro con el corazón icónico de Franco Moschino hecho como un mini inflable «con una boquilla y todo».

Según el recuento de este observador, todos los looks, salvo unos pocos, tenían algún tipo de detalle inflable, ya sea un cuello en forma de corazón o un dobladillo o solapas de «corazón roto», la mitad a cada lado de chaquetas cuidadosamente confeccionadas. Hay precedentes de este tipo de travesuras. El fundador de la casa hizo un chaleco salvavidas para su colección Cruise Me Baby de 1989 que se parecía mucho a los chalecos que se guardan debajo de los asientos de los aviones «en caso de emergencia». Basándose en esa idea, Scott agregó un anillo de salvavidas al dobladillo de la chaqueta de un traje de falda de tweed y cortó una gabardina en amarillo precaución con manijas de balsa negras donde deberían estar las charreteras.

“A veces sentimos que nos estamos ahogando”, continuó Scott, reconociendo las malas noticias que obstruyen nuestros feeds. «Estoy seguro que sí. Sé lo que hago. Pero pase lo que pase, tenemos que dejar espacio para la alegría, ¿no? Cuanto más oscuro es, más claro tengo que ser”. Cumpliendo esa promesa, embelleció su apariencia nocturna con flotadores de piscina honestos. El más inspirado del grupo incluía una columna púrpura sin tirantes ceñida en la cintura con los extremos desinflados de una balsa rosa, cuyos extremos neumáticos formaban una cola, y otro vestido sin tirantes que iba acompañado de una estola de Lilo.

Al final, la apariencia de Imaan Hammam era más un dispositivo de flotación que una bata, pero ese era el punto de Scott. Cualquiera a quien le vendría bien un poco de ánimo, Scott es tu chico de la piscina.

Fue publicado originalmente por

VOGUE RUNWAY 

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto