Podium Latinoamérica

Giorgio Armani presentó su colección Armani Privé, inspirada en los brillantes años 20

por podium

El mensaje es de alegría y placer’, dijo Giorgio Armani sobre su desfile Armani Privé de Otoño-Invierno 2022/2023 en la Semana de la Alta Costura en París. La colección se inspiró en los brillantes años 20, con brillos, borlas y volantes en capas como protagonistas. Te mostramos todas y cada una de las espectaculares claves del desfile.

Todo fue simplemente brillante

El brillo fue el elemento principal de la colección de Armani Privé, y Giorgio Armani lo enfatizó muy bien. ‘El mensaje es de alegría y placer’. ‘Es una colección que se ha inspirado en un momento específico, la década de 1920, cuando todo era brillante, hermoso y ligero. Estos son los sentimientos que necesitamos en este momento, porque la moda también puede hacernos soñar y escapar a un lugar mejor’, explicó, tras un íntimo desfilerealizado en la Salle Pleyel, que había sido íntegramente Armani-ficada con sus propios diseños de cojines. Asientos beige y pequeñas lámparas iluminaban una colección de líneas elegantes y refinadas con detalles de diferentes versiones de brillo, desde cuentas intrincadas hasta lentejuelas y telas brillantes.

Armani se inspiró en la musa de la década de 1920

Tamara de Lempicka, a quien Armani llamó ‘una mujer obstinada, rebelde e independiente que se adelantó mucho a su tiempo’, fue la musa de su inspiración de la época de los años veinte. Su influencia en la colección, así como en la década en la que trabajó, se sintió en el espíritu de las chaquetas largas y los pantalones holgados que mantenían un equilibrio constante entre lo riguroso y lo elegante, fundado en el enfoque pragmático de la Alta Costura de Armani. ‘Creo que lo que hago con mis colecciones prêt-à-porter siempre es real, pero con mi Alta Costura me gusta experimentar y añadir un toque de magia. Y este equilibrio entre la realidad y la magia refleja perfectamente mi estado de ánimo en este momento’, dijo.

Todo se trató de optimismo

La década de 1920 sigue estando en la mente de los diseñadores que detectan paralelismos entre ahora y el período de entreguerras de hace cien años. Para Armani, la referencia era de optimismo en lugar de fatalidad: la voluntad de mejorar los tiempos difíciles a través de la belleza de la Alta Costura: ‘Creo que la Alta Costura debe ser especial. Para todo lo demás, está listo para usar. Entonces, mi intención es siempre ofrecer algo a mis clientes y a mi público, incluida la prensa, que sea inesperado pero al mismo tiempo esencialmente Armani, sin olvidar la necesidad de crear algo que sea realmente pensado para usarse. Creo que esta colección ofrece algo que es brillante o pétillant’, dijo, refiriéndose a sus decoraciones de superficie relucientes y que refractan la luz.

Armani cree en la Alta Costura de la vida real

En una época en la que los nuevos nombres de la Alta Costura están aplicando la antigua institución y todos sus conocimientos artesanales a ideas fundadas en ropa deportiva y ropa de trabajo, Armani está perfeccionando la formalidad que tradicionalmente ha estado ligada a este rincón privilegiado de la moda. ‘Hay muchas ideas que están entrando en la Alta Costura en este momento. Sin embargo, siento que lo que falta a veces es una idea muy simple, es decir, hacer ropa hermosa que en realidad esté destinada a ser usada por los clientes. Para mí esto es obligatorio, siempre’, dijo. Su colección Armani Privé marcó esa casilla en más de un sentido, ofreciendo un guardarropa completo de ropa de día y de noche que nunca se volvió demasiado informal ni demasiado exagerada. Especialmente en el departamento de alfombras rojas, es lo que convierte a Armani en un diseñador eterno. Cuando salió una serie de vestidos bustier azul claro hasta los tobillos, uno con una falda drapeada que se sentaba alrededor de la cintura como una nube, se podía ver por qué.

La novia Armani llevó pantalones

Cuando se le preguntó sobre sus partes favoritas de la colección, Armani destacó los vestidos de espuma que imitaban el aspecto del agua de mar. ‘Nuestro esfuerzo se centró en usar bordados que reflejaran y refractaran la luz de formas impredecibles y sorprendentes’, explicó. En los días previos al desfile, el diseñador, que cumple 88 años este mes, vistió personalmente cada uno de los 92 looks, incluido la sensacional pieza estrella: pantalones con un top brillante y chaleco bordado, todo en blanco nupcial, que rompía con el azul.

Fue publicado originalmente por

VOGUE MÉXICO

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto