Podium Latinoamérica

Chanel prohíbe la venta de sus productos a los rusos, a excepción de que vivan en el extranjero

por podium

La casa de lujo francesa Chanel va a dejar de vender sus bolsos y colecciones a los rusos, explicando que sólo venderá a los ciudadanos rusos que residan en el extranjero.

Ante la creciente presión sobre las marcas de lujo para que apoyen las sanciones rusas tras la invasión del país a la vecina Ucrania, algunas boutiques de Chanel en todo el mundo se han negado a vender a los rusos que se llevan los productos a su país.

Es el caso de los Emiratos Árabes Unidos, donde muchos rusos ricos tienen segundas residencias y son bienvenidos por sus gobiernos, Chanel, al igual que en otros países, ha prohibido la venta a los clientes que vuelvan a la Federación Rusa.

Según el medio británico Daily Mail, Chanel prohibirá «la venta, directa o indirecta, de artículos de lujo a cualquier persona física, jurídica o entidad de la Federación Rusa, o para su uso en la Federación Rusa». Esto implicaría que sólo los rusos residentes en el extranjero tienen derecho a comprar en Chanel.

En las redes sociales abundan las historias de rusos a los que se les ha negado la venta en Chanel. «Entendemos que estas medidas, destinadas a cumplir con los requisitos de la ley, pueden crear ciertos inconvenientes para algunos clientes. Actualmente estamos trabajando para mejorar el procedimiento y pedimos disculpas por los malentendidos e inconvenientes relacionados», dijo Chanel en un comunicado.

La cantante rusa Anna Kalashnikova hizo público en Instagram que no se le permitió comprar un bolso y unos pendientes en una tienda de Chanel en Dubai. Denunciando la “rusofobia” y haciendo mención a que la propia Coco Chanel estuvo vinculada a los nazis en la segunda guerra mundial.

Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Moscú, también ha acusado a Chanel en un post de Instagram de «anular a Rusia», haciendo referencia a los documentos de la Abwehr, los servicios de inteligencia militar alemana en la Segunda Guerra Mundial, según los cuales Coco Chanel era una informante del Tercer Reich y vivía en una rica suite del Ritz durante la guerra, financiada por los alemanes.

Al parecer, se pide a los clientes rusos de Chanel que muestren documentos que confirmen que los productos que compran no se utilizarán en Rusia. Aunque esto puede resultar un dilema moral e incluso discriminatorio para muchas marcas, también demuestra que las casas de lujo se están tomando en serio las sanciones a las exportaciones.

Fue publicada originalmente en

Fashion United
Por

Related Posts

Deja un comentario

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto