Podium Latinoamérica

Bella Hadid y Coperni fueron la gran sensación en Paris Fashion Week

por podium

Siguiendo con las celebraciones que están teniendo lugar con motivo de esta última edición de la París Fashion Week, se encargaba de poner el broche de oro a la jornada de desfiles oficiales de este viernes 30 de septiembre la firma francesa Coperni. Casa especializada en accesorios y en prendas prêt-à-porter, para un público especialmente femenino, fundada en 2013 por la pareja de diseñadores formada por Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant, y firma que presentaba su última colección para la próxima temporada Primavera/Verano de 2023 a lo largo de uno de los desfiles más virales y que mayor expectación están generando de todos y cuantos se han venido desarrollando hasta la fecha bajo el paraguas de esta última edición de la Semana de la Moda de París.

La razón de tanto revuelo se ha debido al sorprendente final con el que la pareja de diseñadores procedían a cerrar el desfile de presentación de esta última colección creada para su propia casa, sobre el principio de la defensa del cuerpo femenino. Una reivindicación que vienen sosteniendo de manera permanente en esa lucha por el empoderamiento de la mujer que, a través de sus creaciones, tratan de reivindicar con todas y cada una de sus creaciones, en lo que, sumado a su gusto natural por esa innovación que también entienden como un reflejo del permanente ritmo ajustado a su tiempo sobre el que se mantiene Coperni, les ha llevado a sellar una sorprendente colaboración con Fabrican. Una empresa tecnológica con base en Reino Unido fundada por el científico español el doctor Manel Torres, inventor de una nueva tecnología, patentada, con la capacidad de confeccionar, en pocos minutos y listo para ser usado, un perfecto vestido en aerosol.

Haciendo uso de esta vanguardista y revolucionaria tecnología, y ligándola con la raíz sobre la que se terminaba de asentar el hilo argumental de su propuesta, la pareja de diseñadores programaron como acto final del desfile una suerte de performance inmersiva a lo largo de la cual todos los asistentes al desfile pudieron observar cómo el propio Manel Torres, junto a uno de sus cercanos colaboradores, se encargaba de pintar sobre el escultural cuerpo de la modelo Bella Hadid un vestido en spray. Una pieza que, para sorpresa de los allí congregados, no se limitaba a ser una pintura sobre el cuerpo de la modelo estadounidense, sino que adquiría cuerpo y consistencia propia para mostrarse como un perfecto vestido de punto, perfectamente a medida del cuerpo.

Con esta acción desde Coperni, junto a Fabrican, han tratado de sacar a la luz los últimos avances que esta última está tratando de desarrollar en materia de innovación en el terreno de la fabricación textil, a través de una tecnología que también aborda “los retos medioambientales y socioeconómicos de la industria de la moda”, explican desde la firma francesa a través de un comunicado, a los que tanto Coperni como Fabrican están tratando de dar respuesta. Siendo una activación que no ha escapado a su viralización en el entorno de lo digital, pero que, más allá de lo impactante de las imágenes, nos hace dirigir nuestra mirada hacia un futuro donde el poder pintar en spray una prenda sobre un modelo en 3D ha dejado de ser ya una entelequia para adentrarse en el terreno de lo real.

Un vestido en spray y un bolso de oro de 18 quilates

Dejando a un lado ya esta vanguardista activación de cierre protagonizada, a partes iguales por Coperni, Bella Hadid y la tecnología en spray del tejido “Spray-on” desarrollado por el Doctor Manel Torres para Fabrican, ampliamos nuestro punto de mira para adentrarnos un poco más en detalle en la colección presentada por la firma de modas francesa. Una propuesta que, como bien ya apuntábamos, trata de desnudar la intimidad del cuerpo femenino para reivindicar la identidad de un mujer empoderada al margen de censuras impuestas y de convencionalismos.

Con este argumento como leitmotiv de la colección, la propuesta, que veía la luz a lo largo de un desfile organizado en el interior de la Sala de los Textiles del Museo Nacional de Artes y Oficios de París, se mostraba como una sucesión de prendas orquestadas sobre el valor de la sensualidad. Un principio que la pareja de diseñadores francesas, más allá de esa aparición semidesnuda de Bella Hadid al final del espectáculo, ha buscado activamente explotar sacando a la luz del día a día la suavidad y la riqueza de materiales y motivos propios de las piezas de lencería. Una acción que ha dado como resultado una serie de piezas de entre las que se destacaban los vestidos de noche reconstruidos a partir de las piezas de sastrería propias del armario masculino, adornadas con los patrones florales característicos de la ropa íntima, o creadas a partir de las formas de bodies y saltos de cama. Una sensualidad orgánica que forma parte de la propia naturaleza de las prendas de esta colección, en la que también hay cabida a pantalones anchos como pijamas o a las características aberturas cut-out que forman parte del lenguaje propio de Coperni, aquí por primera vez, además de en vestidos como era habitual, en pantalones, tops de malla semitransparente y vestidos de noche.

Como demás elementos distintivos de esta colección, además de una referencia explícita a la “Mujer de rojo” de la saga Matrix, presenta aquí como un símbolo de esa defensa de la diferencia y del error que tratan igualmente de defender desde Coperni, las costuras se desdibujan para dar forma a uniones enlazadas mediante elementos metálicos; mientras que las hombreras, ese emblema de la feminidad de la década de los 80, se recuperan como elemento decorativo para potenciar hombros y pechos, en una reivindicación de esa misma feminidad, aquí exacerbada mediante copas de sujetadores.

“El cuerpo se revela y se redescubre, evolucionando constantemente”, mientras “las curvas hacen acto de presencia, los pantalones se redibujan y los bustos se exageran”, gracias a unas “copas de los sujetadores” presentes en toda la colección, “incluso como hombreras”, entran a sintetizar desde Coperni; en relación a una propuesta que se erige como la “revisitación” a la época de las hombreras, en un toque futurista que como resultado devuelve “una estética a jugo de Roblox”. Propuesta que, en esa línea viral enfatizada por la activación protagonizada por Bella Hadid, se termina de completar con otro elemento impactante como un bolso “Swipe Bag” reimaginado como una pieza única realizada en oro de 18 quilates en Italia por el artesano Gabriele Veneri.
Fue publicado originalmente por

FASHION UNITED

Related Posts

PODIUM LATINOAMÉRICA

Podium Latinoamérica es la revista ícono de la moda internacional y ahora local. Cuya misión es representar una imagen sólida, dinámica e innovadora siendo una plataforma de exportación no solo de moda sino también de arte, turismo y sector textil en el Perú.

Contácto